Archive for the ‘Fútbol Boricua’ category

Se eliminan los Islanders…pero no hay de qué abochornarse

septiembre 18, 2006

            Hace par de horas, el Charleston Battery vino a Bayamón y se llevó una victoria 1-0 sobre los Islanders de Puerto Rico, eliminando a la Tropa Naranja.  Charleston avanza a las semifinales de la USL.  Yo no asistí al juego, por compromiso de trabajo, pero el resultado me lo informó mi colega Jorge que estaba en la redacción de El Nuevo Día.  Por eso, este post es uno general sobre lo que sí se del juego: el resultado.

            Lo primero que me vino a la mente cuando escuché el resultado fue: “Pues, mucho hicieron.”  Los Islanders lucharon la última parte de la temporada para caer en los playoffs, ya que estaban en peligrosa posición de no clasificar, cuando las expectativas era que lo hicieran.  Pero no perdieron sus últimos tres juegos en casa, y se colaron. 

            Empezaron con un empate 2-2 en el primer juego en Charleston, pero sin duda, debieron haber ganado ese juego, ya que estaban al frente 2-1 restando cinco minutos del juego.  Pero, no fue así.  No obstante, todos estábamos complacidos con ese empate, ya que nos ponía en la cómoda posición de jugar un partido de muerte súbita en nuestro hogar.  El resto es historia.

            Una de las primeras reacciones que escuché de mis amistades cuando empecé a informar la derrota fue: “¡Como buen equipo puertorriqueño!”.  Claro, en referencia a lo que yo llamo nuestra “maldición”, el hecho de que los equipos nacionales de Puerto Rico siempre empiezan con el pie derecho, emocionándonos a todos…para después perder contra un equipo inferior a nosotros, y perder toda posibilidad de llegar entre los mejores equipos de dado torneo.  ¿Les refresco la mente? Algunos de los más memorables son Nueva Zelanda en el mundial de baloncesto 2002, Italia en las Olimpiadas Atenas 2004 en baloncesto, y claro, quién no se olvidará de Cuba en el Clásico Mundial.  Hay muchas más, pero esos son los más memorables.

Fanáticos celebran a los Islanders

            Pues no creo que los Islanders hayan sido víctima de esa maldición.  A pesar de que son un equipo de Puerto Rico, hay que recordar que la Tropa Naranja es un equipo profesional, no nacional.  Es una franquicia como los Cangrejeros, los Leones, los Yankees, el Real Madrid, etc.  Su propósito es hacer dinero y montar un buen producto en el campo.  Por ende, a este desenlace de los Islanders no aplica la maldición.  Además, perdimos contra un equipo superior.  El Battery eran los terceros clasificados de la USL, nosotros los sextos. 

            En conclusión amigos isleños, lo fanáticos de los Islanders se pueden ir con la cabeza en alto.  Fueron muy buenos los recuerdos del final de esta temporada…el gol del empate ante Romario y el Miami FC  para clasificar….¡recuerden los buenos tiempos!  El año que viene la Tropa Naranja dará el próximo paso, y deben luchar por el campeonato.  Ya cumplieron con llegar a los playoffs.  ¡Que viva el fútbol boricua!

foto: Fanáticos celebran en el campo el pase a la postemporada el pasado fin de semana. (Esteban Pagán – Cancha Local)

Anuncios

¡A los playoffs! Asistencia record presencia hazaña de los Islanders

septiembre 11, 2006

Islanders vs. Miami FC 1¡Paso gigante para el fútbol boricua! Los Islanders de Puerto Rico volvieron a venir de atrás para evitar una derrota, y empataron 1-1 al Miami FC para así asegurar la sexta y última posición en la postemporada de la primera división de la United Soccer Leagues (USL).  Es la primera vez que los Islanders logran el pase a la postemporada, en su tercer año de existencia.

            El ambiente en el Estadio Juan Ramón Loubriel era de fiesta antes del pitado inicial.  Una asistencia record de 10,951 fanáticos se dieron cita al último partido de la temporada regular, y de haber perdido, pudo haber sido el último del año.  ¡Que clase de juegazo!

           

            Ambos equipos entraron con tremenda intensidad al campo.  Miami FC dio el primer susto de la noche en el tercer minuto, cuando un cabezazo chocó contra el poste y casi entra de gol.  En el minuto seis el portero de los Islanders  Dan Kennedy realizó una espectacular salvada, evitando que Miami FC anotara temprano como ocurrió el viernes. 

            El viernes hubo tres goles en la primera mitad, pero hoy domingo era otra historia.  Con el juego 0-0, en el minuto 44 Miami FC volvió a estar cerca del gol, al intentar una patada libre, pero Kennedy volvió a hacer de las suyas y la mitad acabó 0-0. 

          

  Miami FC entró a la segunda mitad con un juego más agresivo que el de la Tropa Naranja.  En el minuto once llegó el primer gol del partido, cortesía de Oscar Gil.  El gol ocurrió cuando un tiro de Miami FC fue bloqueado por Kennedy, pero la bola quedó cerca de la portería, y Gil pudo rematar. 

Islanders vs. Miami FC 2           

Abajo 0-1, los Islanders lucieron erráticos en los minutos siguientes del gol, parecían estar desesperados, sabiendo que la temporada dependía del resultado que obtuvieran en el partido.  Miami FC volvió a amenazar varias veces, y aunque la ofensiva de los Islanders lucía fuera de foco, la defensiva hizo un trabajo excepcional en no permitir otro gol.  En el minuto 32, Romario se pudo escapar de la defensiva isleña, aguantando la respiración del estadio entero, pero fue pitado por “offside”.  Se acercaban los últimos cinco minutos,  y la fanaticada empezaba a presentir lo peor.  La situación en las gradas, ese silencio, me recordó al Estadio Hiram Bithorn en el partido de eliminación contra Cuba.  Tan lejos llegaron, pero para nada.  ¡Pero no!  La Tropa Naranja mostró de qué están hechos, y en el minuto 86, a cuatro minutos de acabarse el partido, Arturo Norambuena fue tumbado tratando de anotar, lo que causó tiro de penal para los Islanders.  El público se puso se pie, a presenciar el tiro que decidiría la temporada de Puerto Rico.  ¡Goooooooll!  En las gradas había un “sal pafuera”, casi 11,000 personas celebrando como dementes el gol del empate.  Los Islanders estaban a minutos de la postemporada.  Y así fue.  El partido terminó empate, lo que dejó a los Islanders con la sexta y última posición de los “playoffs”.  Los fanáticos se tiraron a la cancha a celebrar con sus jugadores, quienes no se fueron del campo hasta que firmaran autógrafos a cada uno que le pedía. 

            Islanders vs. Miami FC 2Alexis Rivera, puertorriqueño y uno de los favoritos de la fanaticada naranja, se mostró emocionado por el increíble logro.  “Estoy muy contento, era lo que estábamos buscando desde el principio (la postemporada).  Tuvimos una mala racha, tuvimos problemas, pero luchamos.  El plan ahora es seguir creciendo como equipo y jugadores”, dijo Rivera en entrevista entre decenas de fanáticos que lo rodeaban.  En cuanto al equipo que tengan que enfrentar en la postemporada, Rivera dijo que no tiene preferencia alguna, aunque si aceptó que al equipo le fue mejor contra Charleston, y no pudieron vencer a Vancouver.  

fotos: Esteban Pagán Rivera (Cancha Local)

Crónica: Minnesota Thunder vs. Puerto Rico Islanders

septiembre 4, 2006

Alen Marcina            Desde que nacieron los Islanders hace tres años, siempre he querido asistir a un juego.  Pero, por alguna razón u otra, nunca se me ha dado la oportunidad.  Pero para mi fortuna, hace como tres semanas, el accionista mayoritario de los Islanders, Isaac “Sau” Nieves, visitó el programa de radio donde colaboro ya que lo iban a entrevistar.  Como regalo, llevó varias taquillas, de las cuales yo recibí dos.  Las guardé como oro, esperando que llegara la fecha.

            Y el partido era ayer domingo, a las 5pm, contra los Minnesota Thunder.  Debido a que ayer salí del programa a las 3:15pm, pues tuve que llegar como diez minutos tarde al juego.  Decidí tomar el tren que me deja al frente del estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón, hogar de la oncena.  Entré emocionado al estadio, y ya estaban por el minuto 13 de la primera mitad.  Ahí me llegó la primera curiosidad.  A pesar de que mi taquilla estaba numerada, la gente se sentaba donde quisiera, por $10 te puedes sentar en primera fila, o en la última. 

            Rápidamente me senté en el área de palco, un poco aparte de la multitud.  A primera instancia, lo primero que noté fue lo vacío que estaba el estadio.  Tenía que haber un máximo de 3,000 a 4,000 personas.  Sin embargo, ese grupo de fanáticos contaba como doble.  La afición de los Islanders seguía cada jugada con un gran entusiasmo.  En cuanto al juego, la posesión del balón estaba la mayoría de las veces en manos de los Islanders. 

            En el minuto 44, fue que llegó el momento tan esperado.  ¡Goooooool!  ¡De los Islandeeeersss!  Todo el público de puso de pie a celebrar el gol.  ¡Que emoción se siente!  Ya empezaba a entender porque el fútbol es el deporte rey.  ¿Algo que me preocupó?  La inexistencia de un anunciador público.  No tenía ni idea de quién había metido el gol.  Leyendo el resumen del juego en islandersfc.org, aprendí que fue Alen Marcina quién anotó el primer gol.  Después de ese primer gol, los Islanders tuvieron otra oportunidad, pero fallaron. La primera mitad acabó 1-0.

            Durante la mitad, bajé al pasillo del estadio.  Quería comprarme una camisa de Los Islanders.  Pensé que si costaba $30, valía la pena comprármela.  “¿Cuánto cuestan las camisas?”, le pregunté al vendedor.  “Sesenta dólares”.  “¡Gracias!”, y me fui a comprarme una empanadilla.  ¡Sesenta dólares!  ¿Quiénes se creen?  ¿Los Yankees jugando fútbol?  Regresé a las gradas y decidí sentarme donde se concentraba la mayoría del público.  Fue ahí que aprendí que mientras mas lejos te sientes del campo, mejor se ve el juego.  La segunda mitad empezó. 

            En el minuto 12, el árbitro sacó la primera tarjeta amarilla del partido, a un jugador de los Thunder.  ¿A quién?  Nadie se entera.  Brian Kallman, según el site de los Islanders.  Un minuto después, le sacan la primera tarjeta a uno de los Islanders, otra vez, nadie dice nada para que el público se entere.  Pero para anunciar auspiciadores, ¡sí hay un anunciador!  En el minuto 27 de la segunda mitad, otra tarjeta amarilla a un Islander.  Y ahí fue que la fanaticada boricua empezó a hacer de las suyas.  ¡Arbitro cabrón!  ¡Arbitro cabrón!, gritaban.  En el minuto 37, le sacan una tarjeta roja a uno de los Thunder.  “¡YYYY fuera, YYYY fuera!”, gritaban los seguidores de la “Tropa Naranja”, como le dicen a los Islanders.  Por momentos, parecía que estaba en un juego entre Ponce y Santurce.  Otra vez lo digo.  Por la falta de anunciador público, uno no sabe que está pasando.  Resulta ser que Minnesota estaba jugando con ventaja de un hombre, 10-11, porque habían expulsado a uno de Puerto Rico.  Yo no lo sabía.  Cuando sacaron a ese de Minnesota en el minuto 37, pues ambos equipos tenían a diez jugadores en cancha. 

            El juego fue uno emocionante en los últimos minutos.  Ya que estamos en los últimos juegos de la United Soccer League, los Thunder necesitaban ganar para tener esperanzas de caer en la postemporada.  Pusieron mucha presión en los Islanders.  ¡Ya se porque el fútbol tiene tanta fanaticada en otras partes del mundo!  Era un juego no apto para cardiacos.  En cualquier momento una mala jugada de los Islanders podría costarles el juego.  En el minuto 40, el portero de los Islanders, Daniel Kennedy (también se el nombre por el site), hizo una espectacular salvada que puso de pie a todo el público.  Durante esos últimos minutos, Marcina de los Islanders tuvo varias oportunidades para poner el juego 2-0, pero no pudo.  Fue en los minutos adicionales que vino el gol por parte de Marcina.  ¡Espectacular!  ¡Goooooool!  ¡De los Islandeeeerrss!  El juego terminó 2-0.  Me fascinó.  Al final del juego, los niños se acercan al campo, y algunos de los jugadores de los Islanders se quedan firmando autógrafos.  Vi a los jugadores de los Islanders relacionarse mucho con la fanaticada, lo cual siempre es bueno.  Y me sorprende porque la oncena esta formada de mucho jugador extranjero.

            Me encantó mi primera experiencia en un juego de los Islanders.  Al equipo solo le quedan dos juegos de temporada regular para tratar de caer en la postemporada.  Los juegos son el viernes 8 de septiembre y el domingo 10 de septiembre frente al Miami FC.  A Miami, a pesar de que están a punto de clasificar en la postemporada, ya les ganamos una vez, el último fin de semana de julio, 1-0.  Ya estoy en planes de regresar el viernes.  Me avisan si quieren ir, para pintarnos todo el pelo de anaranjado y apoyar a la “Tropa Naranja”.

foto: Alen Marcina durante el partido de ayer.  (El Nuevo Día)