Equipo de Formula 1 busca una explicación

Por IVÁN J. ROBLES, Para Cancha Local 

El director de equipo de Spyker F1, Colin Kolles, está molesto,  y tiene derecho de estarlo. 

En el pasado Gran Premio de Australia, Takuma Sato manejó su Super Aguri y logró terminar la carrera en la posición número doce. Un resultado excelente para un equipo que se encontraba en el fondo de la tabla la temporada pasada. 

¿Por qué esto le molesta al Sr. Kolles? 

Porque Super Aguri no tuvo que desarrollar un carro de la nada, sino que le compró a la Honda un auto (el auto que la Honda utilizó el año pasado) y con la ayuda de una compañía privada le dieron algunos toques aerodinámicos y voila, carro listo para correr. ¿El resultado? Un auto que tuvo mejores tiempos a la hora de cualificar que el propio carro de la Honda. Sin embargo Spyker si tuvo que crear su propio carro, y tuvo que gastar millones en su desarrollo, mas aún de lo invertido por su rival Super Aguri. 

Fue muy clara la diferencia durante la carrera en Australia, pues el equipo holandés y el equipo japonés, quienes se peleaban el año pasado por las últimas cuatro posiciones, se vieron poco las caras, ya que en la carrera pasada los holandeses claramente no tenían un paquete competitivo. 

Spyker está tan lejos de competir contra los otros equipos de Fórmula Uno (F1) que debería considerar pulirse primero en GP2 o Fórmula 3 antes de participar en otra carrera. Suena áspero, pero la realidad es que al menos que hagan un giro de 180 grados en relación a su productividad, es muy difícil verlos atrapar aunque sea un punto en esta temporada. 

Si leemos las regulaciones, es claro que Super Aguri está rompiendo las regulaciones, pero como en todo deporte los equipos caminan al borde de las reglas, y si hay un deporte donde los equipos trabajan a milímetros de las regulaciones, lo es la F1. Cuando una fracción de segundo te ayuda a ganar una carrera, todo hueco en las leyes es visto como bueno. Son estos huecos a los que se apega la Super Aguri. 

La Spyker no es el único equipo que piensa llevar la situación a los tribunales de la FIA (Federation Internationale de l’Automobile), ya que el equipo británico Williams F1 también está molesto con la situación. 

Otro equipo que será llevado a corte es el de Red Bull, quien comparte su chasis con su hermano Toro Rosso. 

Tendremos que esperar la decisión de la FIA,  pero no cabe duda que el resultado del pasado 18 de marzo da mucho de que hablar. Por un lado la habilidad de comprar un chasis a un equipo con mayores recursos como la Ferrari o Renault daría un impulso competitivo a los equipos más pequeños, que a su vez podría darle más sabor a los Grandes Premios. Por otra parte se estaría anulando el espíritu de superación tecnológica que se ha mantenido en el deporte desde sus inicios. 

Se puede esperar una decisión en respecto al asunto en los próximos meses, y podremos saber que equipos salen mas perjudicados y como se afecta (si en algo) la temporada.

Explore posts in the same categories: Automovilismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: