¿Arroyo al mercado de cambios?

arroyo-nba.jpg

Por MARCOS MEJÍAS ORTIZ, Cancha Local 

Todo tiende a indicar que los días de Carlos Arroyo en uniforme de los Magic de Orlando están contados.   

Esto es así luego de la poca participación que ha tenido el armador boricua durante la semana pasada con el conjunto floridano. Ante los Bobcats de Charlotte, Arroyo sólo jugó en cinco minutos; ante su antiguo equipo, los Jazz de Utah no vio acción, mientras que ante los Kings de Sacramento sólo jugó un minuto.  

En el último partido de los Magic, ante Miami, Arroyo se mantuvo en la banca durante todo el encuentro.  

Orlando (31-37) se encuentra actualmente en noveno lugar de la Conferencia Oriental a medio juego del octavo lugar, los Pacers de Indiana. Los Magic empezaron la temporada con foja de 14-5 y todo indicaba que el pase a la postemporada sería cuestión de tiempo. Pero en los siguientes meses la inconsistencia del quinteto ha sido la orden del día y su dirigente, Brian Hill, realizó varios cambios en su rotación buscando una reacción. 

Dichos cambios han perjudicado al boricua, quien aparentemente no está en los planes de Hill, cuya permanencia en el quinteto también esta en duda,  y mucho se comenta que tanto Arroyo como Keith Bogans podrían ser cambiados durante el verano. Ambos jugadores han sido relegados al banco durante los pasados encuentros. 

Esta historia no es nueva en la carrera de Arroyo. Luego de su temporada espectacular con Utah en el 2003-2004, el boricua, de regular pasó a ser un jugador de banco. Le ocurrió así en su último año con los Jazz y el año y medio que estuvo con Detroit.  

De acuerdo a declaraciones de Hill, éste indica que de ahora en adelante utilizará los jugadores que le ayuden a ganar juegos. Entre ellos, no se encuentra el boricua.  

Los Magic, quienes tienen cuatro armadores en su roster, muy bien pudieran cambiar algunos de ellos por algún hombre grande, ya que cabe la posibilidad que pierdan a Darko Milicic en la agencia libre. El serbio es agente libre restringido y tal vez Orlando no tenga el dinero para retenerlo.  

Tampoco los Magic se encuentran contentos con el juego del armador titular Jameer Nelson. De paso, el conjunto ha decido atrasar las negociaciones de extensión de contrato con el jugador por su inconsistente juego en esta temporada.  

En el caso de Arroyo, su contrato de $16 millones termina en el verano del 2008, y dicho contrato podría resultar atractivo para un conjunto que busque espacio en su tope salarial. 

“Mis pensamientos son mis pensamientos…sin comentarios” fue la reacción de Arroyo la semana pasada luego de concluida una practica del equipo. Definitivamente Arroyo tiene su fanaticada que le sigue allá en Orlando, pero ni eso parece importarle a Hill, y todo indica que la fiebre de la “Arroyomanía” pronto llegará a su fin. foto (nba.com)

Explore posts in the same categories: NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: