Vivas las esperanzas por el título

puerto-rico-endi.jpg

Por ESTEBAN PAGÁN RIVERA, Cancha Local   

Puerto Rico entraba al partido de esta noche ante México con el sabor amargo de la derrota de ayer frente a la República Dominicana. 

No obstante, los boricuas tenían que sacarse ese sabor lo más rápido posible, ya que la victoria de los dominicanos a primera hora del lunes ante Venezuela puso a los merengueros más cerca al título caribeño. 

Los Gigantes de Puerto Rico respondieron de la mejor manera posible, y lograron derrotar el lunes por la noche a un aguerrido y eliminado equipo de México que luchaba por su dignidad beisbolera en 10 entradas, por marcador de 4-2.   

Con la victoria de Puerto Rico y República Dominicana en la cuarta fecha de la Serie del Caribe, ambos países son las únicas dos representaciones que se mantienen en lucha por el título.  México y Venezuela quedan eliminados.  Aún así, México salió al terreno del estadio Roberto Clemente Walker para hacer todo lo posible para aguar la fiesta de Puerto Rico. 

La novena mexicana fue la primera en anotar carrera, cuando sencillo de Luis García en la parte baja de la primera entrada trajo al plato a Jon Weber. 

García también empujó la segunda carrera de México, en la tercera entrada.  Con hombres en primera base y tercera con dos fuera, García bateó para hit dentro del cuadro, permitiendo que Carlos Gastélum anotara desde tercera.   

Fue en la parte alta de la quinta entrada que la ofensiva de los Gigantes de Puerto Rico despertó.  Luego de un hombre fuera, el receptor Yadier Molina recibió cuatro pelotas malas.  Acto seguido, Ruben Gotay bateó para doble, colocando hombres en segunda y tercera.   

La posibilidad del empate dependía de Luis Matos, quien en el momento de batear no tenía un solo hit en nueve turnos al bate en la Serie.  Matos bateó roleta al campo corto mexicano Luis García, quien titubeó por un momento y luego tiró al primera base Juan Cañizález, que no pudo controlar el tiro. Matos fue cantado seguro en primera, y Molina anotó la primera de los puertorriqueños. 

Luego de que Alex Cora bateara para elección de campo, Luis “Wicho” Figueroa trajo de tercera a Gotay con un indiscutible.   

México amenazó seriamente en la parte baja de la sexta entrada, cuando el abridor boricua José “Iche” Santiago permitó doble a Luis García y sencillo a Cañizález.  Con hombre en primera y tercera y nadie fuera, el dirigente puertorriqueño Lino Rivera optó por traer al grandesligas Fernando Cabrera.  El relevista de los Indios de Cleveland ponchó a Vinny Castilla en cuatro lanzamientos, y luego caminó a Karim García para congestionar las bases. 

La presión de desempatar el partido cayó en el receptor mexicano Gerónimo Gil, quien bateó un bombo dentro del cuadro capturado por Figueroa.  Luego, Cabrera logró forzar que Gastélum conectara para roleta hacia Figueroa, quien tuvo que hacer un apretado tiro a primera para lograr sacar al corredor.    

El cuerpo monticular mexicano dominó la ofensiva puertorriqueña, y en un punto lograron sentar a 12 bateadores corridos.  Terminó la novena entrada, y ambos equipos permanecían empate 2-2. 

Contrario al maratónico partido del viernes entre Venezuela y República Dominicana, Puerto Rico no esperó a la entrada 18 para encender los bates.  Alex Cora abrió la décima entrada con hit, y fue movido a segunda mediante toque de sacrificio por parte de Figueroa.   

Bocachica vino a la caja de bateadores, y conectó una roleta al campo corto Figueroa, quien hizo un lanzamiento que sacó al primera base de su posición y permitió que Bocachica fuera cantado quieto.  Con hombre en primera y segunda y uno fuera, Juan “Igor” González bateó un bombo al primera base.  González terminó el partido de 5-0.  Luego de González, Javier Valentín se embasó, lo que llenó las bases para Armando Ríos, quien acumulaba seis imparables en los dos partidos contra México. 

Y Ríos no decepcionó.  Conectó imparable hacia el jardín derecho que trajo a Cora y a Bochachica al plato, y puso el marcador 4-2 a favor de Puerto Rico.   

Así se mantuvo el marcador al empezar la parte baja de la décima, y el equipo mexicano rápido explotó en frustración.  El primer lanzamiento del cerrador Pedro Feliciano a Jon Weber fue cantado strike, y el bateador mexicano rápido se viró a discutir con el árbitro, tirando el bate y el casco a la tierra.  Rápido fue expulsado del partido, con el conteo en 0-1.  Feliciano continuó a ponchar al bateador emergente y al segundo bateador.  Sin embargo, con dos fuera, Luis García conectó su cuarto imparable de la noche, dándole una última esperanza a México.  Pero el “rally” no duró, y Cañizárez bateó roleta capturada por Gotay, que hizo el último out del partido lanzando a primera. 

Importantísima victoria para la novena puertorriqueña, quienes se mantienen a un juego de distancia de los invictos dominicanos.  Una derrota de República Dominicana mañana y victoria para los boricuas causaría un juego por el campeonato el miércoles. 

Si ambas novenas ganan mañana, Puerto Rico tendría que ganar el miércoles, y repetir la dosis en un juego de desempate a celebrarse el jueves.  La única manera que los dominicanos ganan la Serie mañana es si ganan ante México, y si Venezuela derrota a Puerto Rico. 

¡Ha vuelto el prestigio para el béisbol boricua!

Foto: El Nuevo Día

Anuncios
Explore posts in the same categories: Crónicas, Serie del Caribe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: