Archivos para enero 2007

Históricos los Suns

enero 29, 2007

stoudemire-getty-images.jpg

Por ESTEBAN PAGÁN RIVERA, Cancha Local  

Cinco jugadores de los Suns de Phoenix anotaron doble dígito en puntos, liderados por Steve Nash con 23, para así derrotar el domingo a los Cavaliers de Cleveland por marcador de 115-100.  Los Suns extendieron su racha de juegos ganados de manera consecutiva a 17. 

La victoria en Cleveland resultó ser una histórica.  Los Suns empataron la segunda mejor marca dentro de un periodo de 35 juegos en la historia de la NBA.  Phoenix juega para 33-2 en sus últimos partidos, solamente mejorados por los Lakers de Los Angeles de la temporada 1971-1972, quienes acumularon marca de 34-1 en 35 desafíos.  Ese quinteto posee el record de victorias corridas, 33.   

Los otros equipos que comparten la marca con Phoenix son los Bulls de Chicago de la temporada de 1995-1996 y los Lakers del 1999-2000.  Esos Bulls ganaron 72 partidos esa temporada, marca que aún sigue vigente.  Los Lakers del 2000 llegaron a ganar 19 partidos corridos ese año.  Ambos quintetos se proclamaron campeones. 

¿Son los Suns el equipo a vencer esta temporada?  Los Suns estuvieron a un tiro de tres de Gilbert de Arenasy un canasto a último segundo de Dirk Nowitzkide obtener su victoria número 35 corrida con su triunfo esta noche en Cleveland.   

Con el record en 36-8, los Suns ahora tienen medio juego de ventaja en el primer lugar de la Conferencia del Este y la liga.  Colocándose entre equipos como los Lakers del ´72 y los Bulls del ´96, definitivamente estamos presenciando algo especial.   (Foto: Getty Images)

¿Castigado?

enero 25, 2007

arroyo-nba.jpgPor ESTEBAN PAGÁN RIVERA, Cancha Local 

El canastero puertorriqueño Carlos Arroyo  confesó a El Nuevo Día Orlando sentirse castigado por la falta de tiempo de juego que le ha dado el dirigente de los Magic de Orlando, Brian Hill.   

En el último partido de Orlando frente a los Mavericks de Dallas, ganado por los últimos vía paliza 111-95, Arroyo no vio ni un solo minuto de acción por segundo juego corrido y por tercera vez en los últimos cuatro desafíos de los Magic. 

“No hay otra forma de explicarlo.  Esto nunca me había pasado.  Creo que estoy siendo castigado porque estuve teniendo problemas para anotar”, dijo Arroyo a El Nuevo Día Orlando.   

Demos un vistazo a los últimos partido de Orlando.  Antes del juego contra Dallas, los Magic se llevaron una importante victoria en la carretera contra los Cavaliers de Cleveland, 90-79.  Arroyo no jugó. 

Previo al juego de Cleveland, Orlando perdió un New Jersey contra un equipo inferior a los Cavaliers, por marcador de 101-94.  Arroyo jugó 22 minutos, donde marcó 10 puntos y dos asistencias.   

En la visita de Orlando a Washington, partido que definía el primer lugar de la división, Brian Hill no confió en Arroyo y lo dejó en el banco los 48 minutos.  Como quiera, los Wizards estaban muy calientes y salieron por la puerta ancha 114-93. 

Antes de ese partido en Washington, los Magic habían tenido una gira de cuatro juegos por el oeste.  Ganaron el primero en Golden State, pero perdieron los últimos tres contra los Lakers de Los Angeles, los Suns de Phoenix y los Hornets de New Orleans.    

En esos tres partidos combinados, Arroyo tiró de 20/4 del campo, 13 puntos y 8 asistencias.  Y de esos 13 puntos, 11 fueron en el partido contra los Lakers.  13 puntos y 8 asistencias son números de un solo partido, no de tres importantes partidos contra contrincantes de calidad de la Conferencia del Oeste. 

Muchos dirán, bueno, era contra los Lakers y Suns, equipos dominantes y juegos que debieron haber perdido como quiera.  Pero hay que recordar que los Magic empezaron la temporada con marca de 13-5, y aunque ahora mismo están en 23-20, son un equipo que están en carrera por la postemporada y siguen en búsqueda de encontrar ese ritmo que tenían a principio de temporada.   

Mi punto es el siguiente: Orlando no está ganando, necesitan hacer ajustes.  No hay duda que Carlos Arroyo no está haciendo el trabajo, y como dirigente, el trabajo de Hill es buscar una fórmula que gane.  Lamentablemente, esa fórmula, al parecer, no incluye a Arroyo.  Solamente las superestrellas y jugadores de franquicia pueden darse el lujo de tener una mala racha de partidos y seguir en la alineación. 

En la victoria de Orlando en Cleveland, Travis Diener, con quien Arroyo está compitiendo la posición de segundo armador, jugó 14 minutos en los que sólo hizo un intento de campo.  Terminó con cinco asistencias.   

No hay duda que en un equipo que ya cuenta con armas ofensivas como Dwight Howard y Grante Hill, el trabajo de un armador es hacer mejor a esos jugadores, y no buscar sus propias jugadas.  Carlos Arroyo siempre ha sido ese tipo de jugador, el de crear sus propias jugadas.  Su desarrollo con los Cangrejeros de Santurce fue en la posición de escolta, ya que el armador era Orlando “Guayacán” Santiago.  Y ni decir en el equipo nacional de Puerto Rico, donde todos saben que Arroyo es la primera voz ofensiva. 

No obstante, sus 6´2 de estatura no lo hacen escolta en la NBA.  Todos sus dirigentes han tratado de cambiarle su estilo de juego a uno de facilitador.  Sin embargo, no han podido, y esa es la razón por la que Arroyo no ha encontrado un hogar en sus cinco años en la NBA.  Ni Jerry Sloan pudo, y para colmo, Arroyo dice que Sloan la tenía con él. 

Como fanático de Arroyo desde sus años cangrejeros, le pido que por favor, se mantenga callado.  Nadie lo tiene castigado, sólo hacen su trabajo.  Tal vez lo mejor para el orgullo de Fajardo sería empezar desde cero en un equipo con nulas posibilidades para llegar a la postemporada, donde allí tal vez lo dejen jugar un poco más con su estilo.   

Un vistazo a la NBA

enero 24, 2007

arenas-ap-nick-wass.jpg 

Steve Nash y Gilbert Arenas dominan los titulares. (AP) 

Por Esteban Pagán Rivera, Cancha Local 

Terminada la mitad del calendario de partidos de la NBA, muchas son las curiosidades cuando uno le hecha un vistazo a la tabla de posiciones de la liga. 

Luego de producir dos de los últimos tres equipos campeones, la Conferencia del Este ha vuelto a la mediocridad que tuvo los primeros tres años de esta década.  Calladamente, los Pistons de Detroit se encuentran en el tope de la conferencia con marca de 23-16.   

Los Pistons no han logrado encontrar esa consistencia que los caracterizó los últimos tres años, y no se puede esperar mucho luego de la pérdida de Ben Wallace.  En los últimos partidos están 5-5, y el factor de cancha local no ha hecho mucha diferencia, ya que poseen marca de 11-8 en casa y 12-8 en la carretera. 

La sorpresa en la conferencia ha sido la actuación de Gilbert Arenas, que con sus 29.7 puntos por partido ha catapultado a los Wizards de Washington a la segunda posición de la conferencia con marca de 24-17, solamente a puntos porcentuales del primer lugar.  Empate con Washington están los Cavaliers de Cleveland, de quienes se esperaba una dominante temporada, pero no han sabido capitalizar en la carretera.  Juegan para 15-4 en casa, y 9-13 fuera de Cleveland. 

Mientras, los campeones defensores Heat de Miami se encuentran todavía fuera del panorama de la postemporada, al ocupar la novena posición de la conferencia con marca de 19-22, a medio juego del octavo lugar que ocupan los Raptors de Toronto con marca de 20-22.  Miami ha lucido mejor en los últimos partidos, luego de que Dwyane Wade regresara de perder cuatro partidos.  Tienen marca de 6-4 en sus últimos 10 partidos.  Todavía siguen sin Shaquille O´Neal, y el regreso de Pat Riley luce incierto. 

En la Conferencia del Oeste, los Mavericks de Dallas han arrasado con la competencia.  Muchas fueron las críticas que surgieron hacia este equipo luego de su arranque de 0-4.  Los actuales sub-campeones lucen decididos por regresar a las finales, con marca de 35-8 y con el derecho de llamarse el mejor equipo de la liga. 

Les siguen los Suns de Phoenix con marca de 33-8, y con una racha de 14 juegos ganados corridos al momento de escribir estas líneas.  Cargados por el dos veces Jugador Más Valioso, Steve Nash, los Suns lucen como una maquinaria perfectamente confeccionada.  Cinco jugadores promedian doble dígito, liderados por Nash que promedia un doble-doble con 19.5 puntos y 11.6 asistencias.   

Los Spurs se mantienen como uno de los equipos elites de la liga, en el tercer lugar de la conferencia con record de 30-13, y luciendo mejor en sus últimos diez partidos de los cuales ganaron siete.   

Como nota curiosa al mirar ambas conferencias, los Pistons, líderes del Este, estarían séptimos en el Oeste con su marca de 24-17.  Eso dice mucho de la calidad de los equipos del Este.  Mientras, Miami sigue recuperando fuerzas, y si Shaq regresa completamente saludable, la segunda mitad de la temporada debe servirles de impulso para regresar a las Finales en una conferencia mucho más débil que la del año pasado.  

Suárez Castro vuelve a arremeter contra la FPV

enero 21, 2007

Por ESTEBAN PAGÁN RIVERA, Cancha Local

El senador Jorge Suárez Cáceres arremetió una vez más contra la Federación Puertorriqueña de Voleibol por el alegado discrimen que existe contra la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF), debido a la diferencia de salarios entre esa liga y la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM). 

Según el reglamento de la LVSF, el tope salarial para cualquier equipo es de 135,000 dólares.  La liga masculina permite un tope de $200,000.   

El legislador del Distrito de Humacao señaló, además, que existe un discrimen a la hora de pagar jugadoras nativas.  Para que una nativa pueda ganar el máximo de $22,000, la jugadora ha de haber jugado cinco años corridos en la selección nacional de Puerto Rico. 

Mientras, un equipo puede pagarle $60,000 a sus refuerzos, de poseer dos en su plantilla, y si solamente cuentan con una extranjera, la misma podría cobrar un máximo de $35,000. 

La regla de que solamente los jugadores nativos que han participado cinco años en la selección también aplican a la liga masculina, los cuales cobran un máximo de 25,000 dólares. 

Suárez Cáceres ya sometió su proyecto a la Comisión senatorial de Educación, Juventud, Cultura y Deporte para que se realicen vistas públicas para investigar el tema. 

“Yo lo quiero es que lo equiparen (tope salarial en ambas ligas).  Si no es un tope máximo, pues que se ponga un mínimo salarial”, dijo el senador popular en entrevista radial (NotiUno 630am).   

Añadió que ha visitado distintos partidos de la liga femenina, y que ha recibido apoyo de dirigentes y jugadoras.  “Los dirigentes me han dicho: le damos la bienvenida a eso porque le estamos haciendo justicia a las muchachas por primera vez”, sostuvo Suárez Cáceres.

En cuanto a los comentarios que el presidente de la FPV, licenciado Carlos Beltrán, hizo a la prensa, de que la liga masculina genera más dinero, el legislador dijo que a la liga femenina no le dan la oportunidad de crecer. 

“¿Por qué no llevan el voleibol femenino al coliseo Roberto Clemente, a ver si se llena?”, cuestionó Cáceres, citando el partido del sábado entre las invictas Pinkin de Corozal y Valencianas de Juncos, que fue presenciado por una cancha llena a capacidad. 

“Mantienen los juegos en estas pequeñas canchas donde la gente está de pie o hasta sentada en las escaleras”, añadió. 

El senador dijo que no ha recibido respuesta alguna por parte de la dirección de la FPV.  

Florida en el tope: ¿Se lo merecen?

enero 9, 2007

gators.jpg

Por ESTEBAN PAGÁN RIVERA, Cancha Local

Una vez más, los Gators de Florida han sorprendido al mundo.  El pasado marzo, se proclamaron campeones del baloncesto de la División I de la NCAA.  Ayer por la noche, hicieron los mismo, pero esta vez en el football.  Por primera vez en la historia de la NCAA, una misma universidad gana los campeonatos nacionales de baloncesto y football el mismo año. 

Pero cómo ha sido la tendencia desde que se creó el BCS, las dudas empiezan a emerger una vez concluyó el Tostitos BCS National Championship Game entre los primeros clasificados Buckeyes de Ohio State y los número dos Gators de Florida. 

Ohio State eran los favoritos, pero fueron aplastados por la defensa de Florida.  El ganador del Heisman Trophy, el quarterback de los Buckeyes, Troy Smith, lució fuera de ritmo durante todo el partido.  ¿Podría ser que Ohio State tuvo 51 días sin jugar un partido antes del juego de campeonato?  Florida jugó dos partidos más después que los Buckeyes jugaran su último partido ante Michigan.  En situaciones como ésas, uno piensa que de jugarse un torneo postemporada, esas cosas no pasarían.  

Entonces, nos topamos con que hay un equipo mejor que los campeones Gators de Florida.  Mientras que los muchachos de Urban Meyer terminaron con marca de 13-1, los Broncos de Boise State fueron el único equipo que terminó su temporada de manera invicta, 13-0. 

Los Broncos terminaron su temporada demostrándole al mundo entero que merecían un chance por el título nacional, cuando sorprendieron a la humanidad al vencer a los Sooners de Oklahoma en el Fiesta Bowl, 43-42 en tiempo extra.  En las encuestas finales de The Associated Press, Boise State terminó quinto, con un voto para primer lugar.   

En la temporada del 2003, con los bowls siendo celebrados en el 2004, los Trojans de Southern California (USC) no fueron seleccionados para jugar en el juego de campeonato, y fueron relegados al Rose Bowl, a pesar de terminar la temporada regular invicta.  Louisiana State (LSU) ganó el juego de campeonato contra Oklahoma, mientras USC derrotó a Michigan en el Rose Bowl.  Entonces, se tenían dos equipos invictos.  ¿Qué se hizo?  Se compartió el campeonato nacional entre ambas universidades.  Desde ese año, se hicieron unos cambios al sistema BCS, como añadir votos humanos a la fórmula que decidía quienes competían por el título. 

Este año, Boise State no tendrá ese honor de compartir el título, debido a que su calendario esta temporada no era contra oponentes de calidad como lo tenían Florida, LSU, Ohio State, USC, para mencionar algunos.  Sin embargo, derrotaron a Oklahoma.  ¿A quién no le hubiera gustado ver una final entre Florida y Boise State?   

Por lo menos, no veremos una postemporada hasta el 2010.  Así lo confirmaron oficiales del BCS a ESPN oficiales del BCS a ESPN, ya que la cadena FOX tiene un contrato para transmitir los BCS bowls hasta el 2010, menos el Rose Bowl, el cual ABC posee los derechos.   

Entre las ideas que se están tomando en consideración, está el de incluir cuatro equipos en un “playoff”.  Los ganadores se encontrarían por el campeonato nacional.  Por ahora, un sistema de postemporada como el NFL, no está considerando.  Si eso es así, nos esperan muchos años de dudas y descontentos con los campeones del football colegial.

“Sin ganas” Michigan en el Rose Bowl

enero 2, 2007

getty-images_harry-how.jpg

John David Booty y los Trojans de USC se llevaron el Rose Bowl. (Getty Images)

Por ESTEBAN PAGÁN RIVERA, Cancha Local

Como pasa año tras año, las selecciones de los equipos participantes en el Bowl Championship Series (BCS) de la NCAA causó controversia.  La más debatida fue la selección de los Gators de la Universidad de Florida sobre los Wolverines de la Universidad de Michigan en el juego de campeonato nacional contra los Buck Eyes de Ohio State.  

Los expertos que aseguraban que Michigan era merecedor de un lugar en el juego de campeonato tenían un buen punto, ya que los Wolverines acumularon marca de 11-1 en la temporada regular, su única derrota en el último juego de la temporada cuando visitaron a Ohio State. 

Sin embargo, muchas personas pensaron que no era justo que Ohio State tuviese que jugar una vez más contra Michigan por el título nacional.  Además, la realidad era que Florida tuvo una excelente temporada, acumulando marca de 12-1, lo que les mereció ser la pareja de Ohio State en el BCS National Championship Game el 8 de enero en Arizona. 

Los Wolverines fueron delegados a un lugar en el Rose Bowl, donde se vieron las caras con los Trojans de la Universidad de Southern California (USC) ayer lunes por la noche.  Aunque el partido no era por el título nacional, el Rose Bowl es considerado uno de los eventos más importantes en el deporte estadounidense.  Se lleva celebrando desde 1902, y el estadio, también llamado Rose Bowl, es un monumento histórico nacional, con cabida para alrededor de 100,000 personas. 

Aunque no tenía el glamour del partido del año pasado, en el que la Universidad de Texas y USC se enfrentaron por el título nacional, esta edición del Rose Bowl prometía traer la misma emoción y calidad de juego como la de un partido por el campeonato, ya que ambos equipos lucharon hasta el final por el espacio en el partido titular. 

Michigan entró clasificado como el tercer mejor equipo, y USC como el octavo (ESPN/USA Today Poll).  Todos los llamados expertos apostaron a Michigan.  Pero desde la patada inicial, los Trojans fueron el equipo que lucieron con más intensidad.  Las defensas dominaron la primera mitad, y los equipos se fueron a los camerinos empatados 3-3.  USC logró un total de cinco “sacks”, y Michigan ninguno. 

Llegó la segunda mitad, y con ella el poderío de los Trojans.  El quarterback de USC, John David Booty, lució como Peyton Manning, tirando pases perfectos al eventual jugador más valioso de la ofensa, Dwayne Jarett. Booty terminó el juego de 45/22, 391 yardas, 4 “touchdowns” y ninguna intercepción.  Por su parte, Jarett acumuló 11 recepciones, 205 yardas y dos “touchdowns”.  El partido terminó con una victoria para USC, 32-18. 

Honestamente, Michigan parecía un equipo que no quería estar en el Rose Bowl.  Lo más probable, se merecían un lugar en Arizona, pero no lo fue.  Parece mentira que un equipo de tanta tradición haya hecho la representación que hizo ayer. 

Por su parte, los Trojans, como dijo su dirigente Pete Carroll, sabían que el Rose Bowl era su lugar.  Sus esperanzas de jugar en el juego titular se esfumaron cuando perdieron el último juego de la temporada contra la Universidad de California-Los Angeles (UCLA).  Debido a ese resultado, USC se preparó mentalmente para su participación en el Rose Bowl.   

Mientras escribo estas líneas, se está celebrando el Fiesta Bowl entre Boise State University y la Universidad de Oklahoma.  Hoy martes le toca a las universidades de Wake Forest y Louisville en el Orange Bowl, mientras que el miércoles se jugará el Sugar Bowl entre la Universidad de Notre Dame y LSU.   

Contrario al torneo de baloncesto de la NCAA, donde se juega un torneo de eliminación sencilla, mediante votaciones y una fórmula de computadora es que se escogen los dos equipos que disputarán el título.  Florida y Ohio State lo harán el lunes 8.  Los otros bowls mencionados, incluyendo el Rose Bowl, son entre los otros mejores equipos clasificados. 

Mientras se siga utilizando esta fórmula para determinar el campeón del fútbol colegial, los fanáticos no se librarán de situaciones como las de Michigan, en las que equipos juegan frustrados, pensando que se les debió haber dado una oportunidad por el campeonato.