Crónica: Chicago Bulls vs. Orlando Magic

Por Marcos Mejías Ortiz  Para Cancha Local, desde Orlando FL. 

Fueron muchos años de espera, pero finalmente lo conseguí. Como aficionado al deporte, en especial del baloncesto, ir a un evento deportivo es un momento significativo para mí. Y más con la NBA, la mejor liga del mundo.  

 cancha.jpg 

El pasado miércoles 1ro de noviembre, mi sueño de presenciar la NBA en persona se hizo realidad. Esto fue en el partido inaugural de los Magic de Orlando, quienes recibieron la visita de los renovados Bulls de Chicago en el TD Waterhouse Centre.  

La verdad es que un juego de la NBA es todo un espectáculo. Se ve desde la entrada, los puestos de venta dentro del coliseo y en la cancha misma.  

Apenas entro al complejo deportivo y este individuo me pasa por el lado, vestido con corbata, parecía un gerente o algo así. Ahí cometí un error, no era un individuo cualquiera, era John Paxson, gerente de los Bulls y ex jugador de aquel equipo que ganó los campeonatos de 1991-1993. Entonces voy directo a mi asiento y comienzo a observar la practica de Chicago, equipo que se espera este año haga mucho ruido en el Este con la adición de Ben Wallace y P.J. Brown. 

Claro está, una vez salió el equipo de la casa, los Magic, los aficionados comenzaron a vitorear a su equipo, uno el cual terminó la pasada temporada ganando 16 de sus últimos 22 juegos. De mas está decir que Orlando es el equipo de nuestro embajador en esta liga, el base Carlos Arroyo.   

Como se trataba del juego inaugural, los Magic hicieron un buen trabajo en la introducción de sus jugadores. Primero salió una banda de una escuela superior, quienes demostraron buena coordinación en cuanto a baile y música. Luego, el cuerpo técnico y los jugadores fueron presentados uno a uno, siendo los estelares Dwight Howard, Jameer Nelson y el veterano Grant Hill los más aplaudidos. Por supuesto, la “Arroyomanía” sigue presente en Orlando, pues  cuando Arroyo fue presentado se escuchó a un buen numero de boricuas aplaudiendo al jugador de nuestra selección nacional.  

Y finalmente el juego comenzó, y aparentemente, la defensa que Chicago demostró frente a Miami la noche anterior se les quedó en algún punto de la carretera Interestatal #4. Los Bulls solo estuvieron al frente 1-0 con una tirada libre de Kirk Hinrich, luego una guira de Grant Hill y un espectacular donqueo de Howard pusieron a Orlando al frente 4-1, una ventaja que siguió ampliándose el resto del camino.  

El juego de los Bulls fue uno totalmente contrario al que presentaron frente a los campeones Heat de Miami en la noche inaugural. Aunque comenzaron flojos en sus porcientos de tiros de campo, frente a Miami, los Bulls enderezaron su defensa y dominaron los rebotes desde el segundo parcial, camino a la paliza de 42 puntos que le propinaron a domicilio a Wade, Shaq y compañía.  

Frente a Orlando fue la misma historia en el primer parcial, los Bulls tiraron horrible de campo, menos del 30%, camino a perder ese periodo 32-20. La defensa de Orlando estuvo impresionante dominando el área de la pintura, un detalle el cual se supone Chicago sea el que domine.  

Los Magic dominaron a su antojo el juego, llegando a tener ventaja de hasta 25 puntos, 80-55. Chicago hizo varios avances, pero ninguno de cuidado.  

El boricua Carlos Arroyo aportó 7 puntos en la victoria, incluyendo un canasto al sonido de la chicharra de los 24 segundos, durante una jugada en el segundo parcial, que puso de pie a los boricuas que estuvimos presentes esa noche.  

Teniendo en cuenta la demostración de Howard (27 puntos y 11 rebotes), Nelson (21 puntos) y Hill (19), si sigue con consistencia durante la temporada, Orlando será un equipo que dará muchos dolores de cabeza a sus rivales, aunque, su defensa tiene que mejorar, y cruzar los dedos para que Hill no se vuelva a lesionar y pueda jugar mas de 70 juegos esta temporada. 

En el caso de Chicago, lo que le falta es más acoplamiento. Tienen fuerza en la pintura con Wallace y Brown, pero necesitan mayor consistencia en el juego del perímetro, ya que su ofensiva dependerá en mayor parte de los jugadores del backcourt. 

Definitivamente, esta experiencia fue única, en parte porque pude ver a un boricua en uniforme de NBA y jugando. Además, el haber tenido la oportunidad de observar jugadores de la talla de Wallace, Hinrich, Gordon, Hill, Howard, Nelson, quienes dieron una buena demostración.

Esta fue la primera vez que presencie un juego de NBA, y de seguro no será la última. 

Foto por Marcos Mejías

Anuncios
Explore posts in the same categories: Crónicas, NBA

One Comment en “Crónica: Chicago Bulls vs. Orlando Magic”

  1. CAMILA Says:

    MUI BUENA ESTA LA PAGINA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: