Tierra de nadie la Conferencia del Este

Por Esteban Pagán Rivera Cancha Local             

Luego de meses de inactividad, las luces de las distintas arenas en Norteamérica vuelven a alumbrar los tabloncillos de la NBA, cuando la noche de martes se inauguró la temporada 2006-2007.  Tengo que aceptarlo, he estado esperando este momento desde que Jason Terry falló aquel tiro de tres, que le dio pie a la celebración de los Heat de Miami al proclamarse campeones en el American Airlines Center de Dallas.  Después de esa inolvidable postemporada, ¿Quién se no se quedó con las ganas de ver más baloncesto?           

Una vez conocida como el hazme reír de la liga, la Conferencia del Este ha producido dos de los tres últimos campeones de la NBA, algo que no pasaba desde los tiempos gloriosos de Jordan y sus Chicago Bulls.  Equipos como Miami, Detroit, New Jersey, Cleveland y Chicago le han devuelto el brillo a la conferencia.  ¿Cuáles de estos equipos será representante del este en las Finales de la NBA? A continuación breve análisis de las tres divisiones que componen la Conferencia del Este.

      wade.jpg        

La División del Sureste presenta a los campeones Heat, quienes comenzamos analizando sus posibilidades.  Miami no lució bien en la postemporada, con marca de 2-5.  Claro, muchos dirán que es postemporada.  Pero los males que tuvieron en esos partidos, van a estar presente todo el año.  Clave es la salud de Dwyane Wade.  El Jugador Mas Valioso de las Finales aceptó estar cansado para este año, y quién no lo estaría.  Luego de una postemporada en la que cargó a los Heat al campeonato, y un verano con el equipo nacional en Japón, Wade no ha tenido el descanso al que está acostumbrado. 

No sólo la situación de Wade afectará a los campeones, sino que el estado del resto de la plantilla no fue algo que se trabajó en el verano.  No se hizo ningún cambio, el núcleo del equipo sigue intacto.  No es por menospreciar ese grupo de jugadores, pero el equipo es uno veterano, que no se pone más joven al pasar del tiempo.  Esperen bajas en la producción de jugadores claves como Gary Payton y Alonzo Mourning, esenciales en el éxito del año pasado. Sin embargo, la división no les presentará mucho reto, por lo que deben ganarla.             

En esa división, Orlando surge como amenaza, por la manera increíble que terminaron la pasada temporada.  Además, Dwight Howard sólo va a seguir mejorando, y soy fiel creyente de que J.J. Redick tendrá un gran impacto en la NBA.  Les van a seguir Washington, Atlanta y Charlotte.

 wallace.jpg          

La División Central es la más competitiva de toda la NBA.  Los cinco equipos clasificaron a la postemporada el año pasado.  Sin embargo, este año el puntero no es asegurado para los Pistons de Detroit, como lo ha sido en las pasadas temporadas.  El fantasma de los Bulls de Chicago ha vuelto a resurgir.  Los Bulls le “tumbaron” a Ben Wallace a los Pistons, dejando un hueco increíble en la antes impenetrable defensa de Detroit.  Van a seguir siendo de las mejores defensas con Prince, Hamilton y Billups, pero no volverán a ser el mejor record de la liga, como lo fueron el año pasado.  Entiendo que los Pistons deben ser los favoritos para ganar esta división, pero se les hará mucho más difícil.             

Los Bulls ahora cuentan con ese liderato de un veterano que tanto les faltaba.  Wallace ahora se une a un núcleo de jugadores jóvenes que han ido demostrando el increíble potencial que tienen como equipo: Kirk Hinrich, Ben Gordon y Andrés Nocioni, entre otros.  Los fanáticos en la “ciudad de los vientos” tendrán un quinteto más que respetable.             

Falta por mencionar un equipo en el que juega un número 23 que viste de rojo…no es Michael Jordan, pero LeBron James tomó un paso gigante el año pasado al llevar a los Cavaliers de Cleveland a la segunda ronda de la postemporada.  Clave para el desempeño del equipo va a ser la salud de Larry Hughes, considerado la segunda voz ofensiva del quinteto. El equipo ha ido mejorando año por año y no hay razón para pensar que no seguirán madurando. Deben quedar segundos en la división.   Los Pacers de Indiana siempre son en peligro mientras se mantengan saludables.  Necesitan una temporada completa de Jermaine O’neal y Al Harrington para tener esperanzas reales de competir con la elite del este.  Un poco rezagados se quedan los Bucks de Milwaukee, que deben dedicarle esta temporada a desarrollar al prospecto Andrew Bogut. 

 bosh.jpg

La División del Atlántico promete traer una nueva sorpresa, y se llaman los Raptors de Toronto.  Los Raptors lucían como un equipo lleno de potencial cuando Vince Carter sudaba su uniforme.  Sin embargo, lesiones lo opacaron, y terminaron con su estadía en la ciudad canadiense.  Desde entonces, Toronto ha estado buscando la manera de cómo reconstruir.  El primer paso fue la llegada del nuevo presidente del equipo, Bryan Colangelo, quién tiene la experiencia de construir la maquinaria que tienen en Phoenix.  Colangelo trajo para esta temporada nueve jugadores nuevos, entre ellos dos miembros de la selección campeona del mundo, los españoles Jorge Garbajosa y José Calderón.  Estos se unen a Chris Bosh, al armador TJ Ford y a la primera selección del sorteo, Andrea Bargnani, para formar un equipo que dará mucho de qué hablar en los próximos años.  Toronto empezó la postemporada con marca de 7-0.  Sin embargo, un año no es suficiente para crear química entre todos los jugadores, así que los veo segundos en la división.              

 Por otro lado, tenemos a los Nets de New Jersey, quienes también dependerán de la salud de Vince Carter.  La selección de Marcus Williams como armador suplente será una que ayudará mucho el desempeño de los Nets, ya que es un jugador con muchas características parecidas a las de Jason Kidd, y da miedo pensar lo que el ex armador de Connecticut podrá aprender bajo Kidd.  New Jersey siguen siendo los favoritos en el Atlántico.           

Los Celtics tienen a Wally Szczerbiak que ayudará a Paul Pierce a distribuir la ofensiva, pero la profundidad del equipo es escasa, por lo que tendrán dificultades en las partes tardías de partidos, y la temporada en general.  En Philadelphia las cosas no lucen prometedoras.  No realizaron ningún cambio a un equipo que perdió la postemporada el año pasado.  Me atrevería a decir que si los Sixers están fuera de contención cuando llegue la fecha límite para hacer cambios, canjearán a Allen Iverson.  El desempeño del equipo va a ir de la mano de la actuación de los juveniles Samuel Dalembert y Andre Iguodala.  ¿Y los Knicks?  Para el sótano de nuevo.  Isiah Thomas es el nuevo dirigente porque sabe que tiene que dar la cara por el desmadre que ha creado en New York.  Steve Francis, Stephon Marbury y Quentin Richardso no tienen la compañía de hombres grandes productivos, y la química entre estos tres jugadores es cuestionable.             

Los ocho equipos que deben ir a la postemporada son los siguientes, y los pongo en el orden que llegarán: Detroit, Cleveland, Miami, New Jersey, Chicago, Indiana, Orlando y Toronto.  Esos equipos que están en el limbo son Washington, Boston y Philadelphia.  Jorge Figueroa analizará la Conferencia del Oeste.  Espérenlo. 

Foto Dwyane Wade: Ronald Martínez (Getty Images) via espn.com ; foto Ben Wallace: Gary Dineen (Getty Images) via espn.com; foto Chis Bosh: Ron Turenne (Getty Images) via espn.com

Explore posts in the same categories: Análisis, NBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: