¡Bravo Iván!

            Muchos quisieran tener la oportunidad de volver al pasado, antes que empezara esta temporada de Grandes Ligas, y apostar un millón de dólares a que los Tigres de Detroit iban a ganar el campeonato de la Liga Americana.  De seguro muchas personas hubieran apostado en contra de eso. 

            El recién campeonato obtenido por los Tigres es demostración de una de las cosas que más amo del béisbol: la paridad.  Desde que los Yankees ganaran la Serie Mundial en el 2000, ningún equipo ha repetido un título de Serie Mundial.

            Entonces uno trata de indagar, ¿qué hicieron los Tigres?  Bueno, tuvieron a Magglio Ordoñez saludable toda la temporada, su cuerpo de lanzadores maduró, entre muchas otras cosas más.  Pero para mí, si hay alguien invaluable en ese “clubhouse”, es el receptor de Vega Baja, Iván “Pudge” Rodríguez. 

            Pudge llegó a Detroit en el 2004, un año después de ganar su primer y único campeonato mundial con los Marlins de Florida.  En el 2003, Iván llevó su juego a otro nivel.  No solo cargó con la responsabilidad de manejar un grupo de jóvenes lanzadores con un potencial enorme, y convertirlos en campeones mundiales, sino también cargó con la ofensiva de la novena floridiana, bateando tercer bate la mayoría de la temporada.  Durante esa postemporada, fue nombrado Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.  Además, fue quien estuvo detrás del plato en esa joya histórica que lanzó Josh Beckett en el sexto juego de la Serie Mundial, cuando completó nueve entradas en las que permitió solamente dos hits en Yankee Stadium, dándole el campeonato mundial a los Marlins.

            Luego de esa temporada, los Marlins no le ofrecieron la cantidad de dinero que pedía, y firmó por cuatro años y $40 millones con los Tigres, quienes habían perdido 119 juegos en el 2003.  Fue del equipo campeón, al peor equipo posible. 

            Tres años después, Iván y los Tigres están en la Serie Mundial.  Aunque ya no carga con la ofensiva del equipo como lo hacía en Florida,  este año, promedió .300, con 13 cuadrangulares, y 69 carreras impulsadas. 

                                                         

           A pesar de que no ha lucido en la postemporada con el madero (.172), su presencia detrás del plato ha sido vital.  Por ejemplo, ¿cómo se explica el renacer de Kenny Rogers?  Pues Rogers ha rejuvenecido, porque tiene detrás del plato a quién creció con el en Texas.  Rogers hizo su primera aparición en las Grandes Ligas en 1989 con los Rangers de Texas, e Iván entró en el 1991.  Sin embargo, fue en 1993 que Rogers empieza como iniciador, claro, con Iván detrás del plato.  En ese año, Rogers acumula marca de 16-10, y dos años mas tarde, de 17-7.  Desde ese entonces, el ahora lanzador de 41 años ha parado en varios equipos.  En el 2006, se vuelve a encontrar con Iván Rodríguez, en otro ambiente totalmente distinto.  Ambos volvieron a encontrar esa química que tenían a principios de la década de los noventas, y ahora lucharán por un título mundial para la ciudad de Detroit.

            Aparte de Kenny Rogers, la rotación de los Tigres promedia 25 años.  Este grupo es encabezado por Jeremy Bonderman, de 23 años, que al igual que Josh Beckett en el 2003, ha alcanzado el estrellato en la postemporada.  Iván, una vez más, ha sabido sacar lo mejor de un grupo de jóvenes lanzadores con mucho potencial, en el momento más crucial.

            Mi punto es, que en el caso de Iván Rodríguez, su valor no se mide con estadísticas, sino con los efusivos abrazos que recibe de su dirigente, Jim Leyland, y de todo el cuerpo de lanzadores cada vez que ganan, ya que son agradecidos de tener el mejor receptor de todos los tiempos detrás del plato.  

 fotos (mlb.com, latino-mlb-players.com, beisbolprofesional.net)

Explore posts in the same categories: MLB

One Comment en “¡Bravo Iván!”


  1. ¡Bola en Mano! Se dice que de los Gatos Grandes el Tigre es el más peligroso de todos. Hay tres cosas que hacen del él una bestia temible, su astucia, su determinación y su fuerza. Será posible que en el mundo del béisbol estás mismas cualidades se presenten en los Tigres de Detroit.Claro que sí. Rodríguez, Polanco y Ordoñez son La Astucia, La Determinación y La Fuerza del animal más peligroso de las Mayores.

    La Astucia: El tigre no necesita de toda una camada para derribar grandes presas. Utiliza su ingenio, rapidez, habilidad acrobática y tácticas de camuflaje para dar el zarpazo indicado, brincar en el momento oportuno, moverse a la velocidad necesaria. La astucia del tigre la vemos reflejada en el receptor puertorriqueño Iván Rodríguez. Aunque ya no es la fuerza ofensiva que lo llevó a ganar el premio del Jugador Más Valioso con los Vigilantes de Texas, Pudge sigue siendo uno de los mejores receptores de las Grandes Ligas y para muchos el mejor receptor defensivo de TODOS LOS TIEMPOS. La astucia de Iván vale mucho más de los 10 millones que se le paga por año ya que sólo él ha demostrado la capacidad de convertir a un grupo de lanzadores sin experiencia en temibles lanzadores de Serie Mundial. Lo hizo en Florida con Beckett, Willis, Pavano y Burnett, y lo repite ahora con Bonderman, Robertson, Zumaya, Miner, Ledezma, entre otros. Iván es de esa “especie” de receptores en peligro de extinción que entran al terreno del juego a dirigir un partido. De los pocos que estudian a cada bateador del equipo contrario para encontrar ese punto donde fallarán al tirarle a la bola. En series cortas el que tiene el mejor pitcheo es el equipo vencedor, así dice la ley escrita en piedra. Los Tigres tienen el mejor pitcheo, por que tienen al mejor receptor.

    La Fuerza: Ningún otro gato supera al Tigre en fuerza bruta. El Tigre posee más musculatura que un León, sus garras atacan con más fuerza y sus colmillos son más largos. La fuerza imponente del Tigre la encontramos en el guardabosques venezolano Magglio Ordóñez. El caraqueño es un bate sólido desde que subió a las Mayores con los Medias Blancas de Chicago. Su producción usualmente ronda en los .300 y siempre ha demostrado ser un bateador de poder que garantiza al menos unas 100 carreras empujadas al año. Conectó dos cuadrangulares en el último juego por el campeonato de la Liga Americana llevando a Detroit a su primera aparición en La Serie Mundial desde 1984.

    La Determinación: Algunos piensan que es falta de inteligencia, otros lo reconocen como un gran corazón. El Tigre nunca se aleja de una pelea. Sigue atacando con fuerza y de frente, no se desvía de su propósito. Ese es el dominicano, Placido Polanco. El segunda base de los Tigres nunca ha sido considerado una gran estrella, sin embargo el impacto que tiene en los equipos donde ha militado es incuestionable. Polanco es un guante sólido en una posición difícil. Además es un tremendo “clutch hitter”. El dominicano es un jugador que hace que las cosas pasen. Sabe ponerse en posición de anotar cuando más se necesita, da el hit oportuno en tiempos difíciles y hace la jugada necesaria para sacar de aprietos a los lanzadores. Por algo se ganó el premio al Jugador Más Valioso de este campeonato de la Liga Americana.

    Y así con una colección de jugadores que no son calificados como Super Estrellas, sino un grupo de peloteros que dan la milla extra, El Gran Tigre de Detroit venció a los nombres y millones de los Yankees de Nueva York y barrió a los temibles lanzadores de Oakland para ir a la Serie Mundial., donde aguardan por su próximo rival. El Tigre, guiado por su astucia, determinación y fuerza hacen a muchos pensar quién es el verdadero rey de la selva. Mientras dejamos a la academia discutir si este felino debe destronar al existente rey del mundo animal, yo le entrego la corona pero del reino del béisbol.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: