Boston necesita reaccionar…y es pronto

 Quien pensaría que al finalizar agosto los Medias Rojas de Boston estarían a ocho juegos de sus archienemigos Yankees de Nueva York en su división y a cinco juegos y medio del comodín de la  Liga Americana. Pues abran los ojos, que esa es la realidad.  

Luego de terminar julio a un juego de ventaja sobre  Los Mulos, todo parecía que la batalla iba a estar cerrada por el liderato de la división Este entre estas dos novenas. Pero algo le pasó a los Medias Rojas. Cinco juegos se acercaban entre ellos  y los Yankees, una delicia béisbolistica. A las Medias Rojas le dio el frío olímpico.  Fueron barridos en cinco juegos donde los poderosos Mulos sonaron fuerte el madero con un total de 39 carreras y los lanzadores de Boston se les perdió la zona de strike con 29 boletos gratis.  Deja vu para los fanáticos rojos, la masacre volvió a ocurrir.

Fue tan fuerte la masacre que dejo al toletero David Ortiz con el corazón a millón, visitando al doctor dos veces por palpitaciones aceleradas y sin jugar.  Fue tan fuerte la masacre que en agosto ganaron 9 de 21 partidos. Los dejaron moribundos, con el pulso bajito y sin aliento. 

Quizás la historia hubiera sido distinta  si Boston no estaría en la mira de las lesiones. Trot Nixon, Alex González,  los lanzadores Tim Wakefield y Matt Clemmet están fuera. Su estelar Jason Varitek fue operado de la rodilla y el novato lanzador Jon Lester fue diagnosticado con lymphomia. Manny Ramirez sigue peleando con su rodilla y hace poco el cerrador Papelbon salió de juego por dolor en el cuello. ! Qué dolor para Boston!

A pesar de la sombra que arropa a Boston , aún queda tiempo para resucitar y dar la sorpresa. !Y es ahora o nunca!

Llegó septiembre. Le quedan 27 juegos. Los próximos 10 son contra Toronto, las Medias Blancas y Kansas City, este último barriéndolos la última vez que se vieron las caras. En el camino se encontrarán de nuevo con Los Mulos. Tienen que dar la batalla de sus vidas.

Javy Lopez tiene que despertar. En los últimos 10 juegos, el receptor puertorriqueño bateó para .147 con 11 ponches, raro para Javy que acostumbra a hacer magníficas melodías con el madero. ¿Consecuencias de Baltimore?

Josh Beckett y Curt Schilling tendrán que cerrar su temporada con broche de oro. Big Papi y Manny Ramirez, considerados con los mejores 3 y 4 en  aliniacíon de bateadores, tienen que brillar con  su acostumbrada ofensiva. Boston tiene todas las cualidades para hacer una racha, lo único que tiene que hacer es curar las heridas que les propinaron los Yankees, cerrar bien las cicatrises. “Ya lo pasado, pasado” En busca de la venganza.

El cambio de David Wells a los Padres a San Diego huele a que las Medias Rojas buscan mejorar su plantilla para futuras temporadas. Pero eso no debe ser la prioridad. Recuerdo a unas Medias Rojas que no se quitaron cuando perdían por tres y se recuperaron en la novena del cuarto juego  ante los Yankees en la final de la Americana, para luego coronarse campeones. Ese debe ser la filosofía, dar la lucha hasta el final… Y tiene que ser pronto. Ya el panorama luce bien, dos victorias ante Toronto. Que continue el show.

Foto: El lanzador Kason Gabbbard después de perder un juego durante la racha de nueve derrotas consecutivas de Boston. (Chris Carlson/The Associated Press)

Explore posts in the same categories: MLB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: